Curso de iniciación musical La infancia es el mejor momento para adquirir el gusto por la música.  Por eso, Virtuosso Escuela de Música te presenta el Curso de Iniciación Musical, dirigido a niños de 3 a 6 años de edad.
Este curso es impartido por la especialista en educación musical a edades tempranas Alejandra Collazo.

 

Sabemos que el humano percibe como primera experiencia la materia prima del arte de la música: el sonido y el ritmo, además de que la respuesta motriz al sonido y el ritmo es innata, la producción y propagación del sonido es en sí un movimiento.

 

El programa de iniciación musical a nivel básica, propone actividades en las que siempre se asocie el movimiento corporal a la producción sonora.
Los aspectos que conforman la experiencia musical en este curso son: audición, producción sonora y ritmo. Escuchar, cantar, palmear, bailar y tocar un instrumento son conductas que dan al niño la oportunidad de comprender, disfrutar y hacer música, actividades que por si solas implican movimiento. El movimiento corporal ilustra y ejemplifica lo que el niño percibe auditivamente, produce vocal o instrumentalmente, lo que organiza dentro de su ritmo, en un tiempo y un espacio determinado.
Esta propuesta nos lleva, partiendo de lo simple y conocido por el niño: sonido, ritmo y movimiento a lo abstracto (elementos estructurales de la música), a través de una serie de actividades organizadas en los siguientes puntos:
* Timbre
* Velocidad
* Duración
* Intensidad
* Altura
Durante las clases de iniciación musical tus hijos podrán tocar panderos, güiros, cascabeles, tambores de madera, maracas, sonajas, flauta de pan, zampoña, xilófonos, crótalos, etcétera.
Este curso será de utilidad entre muchos aspectos a nivel personal y escolar. Posteriormente el niño será capaz de elegir posteriormente el instrumento de preferencia.
::: El curso de Iniciación Musical comienza cada mes :::

Comments

  1. montserrat says

    Me encanta la idea de que existan clases para niños, hubiera sido increible clases para bebes en maternal, pero bueno esperare un par de años ´para que mi hijo comience con sus clases! ya verremos que le gusta…

    Mientras tanto solo queda espera; ni hablar 🙂